19 febrero 2012

A propósito de Radio Futura




Yo tenía 14 años cuando Radio Futura sacó su primer disco “Música moderna” . Por entonces estaba descubriendo muchas cosas; ya había dejado atrás los cuadernos de dibujo repletos de reproducciones de Heidi a los que dedicaba gran parte de mi tiempo; me negué a hacer la Confirmación porque acababa de declararme atea; arrinconé las versiones reducidas para adolescentes de los grandes clásicos de la literatura y me lancé a por la poesía de Hernández, Lorca, Neruda… Devoré libros como “La madre” de Gorky (a veces me planteo volver a leerlo pero casi prefiero quedarme con el recuerdo mítico de la adolescencia) o “Réquiem por un campesino español” de Sender, entre otros de parecido carácter. Por supuesto mucha música protesta, sobretodo la de estos que hoy se han convertido en regordetes yayos pequeñoburgueses, pero también la del incomparable Paco Ibáñez.
La carpeta del “insti” forrada con pegatinas “NO A LA OTAN”, “NUCLARES NO, GRACIAS”, “VIVA EL PCE”, la sempiterna imagen del Che reproduciendo la foto que le hizo Korda y en la solapa de mi cazadora tejana una estrella roja de cinco puntas junto a la lengua de los Rolling (mi otro grupo de toda la vida). Aprendía a fumar con un Ducados que casi me mata (en cuanto dominé el dudoso arte de aspirar el humo sin ahogarme me pasé al Fortuna) y descubrí los (asquerosos) cubatas de Larios con cola (a veces en la botella de ginebra parecía que ponía Lirios). En los locales de la antigua OJE el ayuntamiento montó una especie de discoteca/baile de pueblo donde pasábamos las tardes de los sábados bailando los últimos éxitos de la música pop: “super, superman….” y cosas por el estilo.
Creábamos nuestro propio espacio en los “clubs”, la casa de la abuela deshabitada que nosotros convertíamos en lugares para beber, fumar y fumar, achucharnos, escuchar la música que nos gustaba, lugares para hacer fiestas que se nos antojaban desenfrenadas y que el paso del tiempo le ha dado su verdadera dimensión, inocentes fiestas de adolescentes de pueblo que nos creíamos reproductores de la movida madrileña, cuyo conocimiento nos llegaba a través de las radiofórmula, o de míticos programas de TVE como la Bola de Cristal o La Edad de Oro. Había multitud de grupos, todos nos parecían grandes, transgresores, imprescindibles, pero con el paso del tiempo para mí quedó Radio Futura.

“Te veo bailar con pegatinas en el culo,
y mueves con tu ritmo la cara de tus fans”

“Y yo caí enamorado de la moda juvenil
de los precios y rebajas que yo vi
enamorado de ti”

“Nuestro amor era más grande que el de los mayores
que saben más como dicen las cosas de la vida
Ni los ángeles del cielo ni los demonios del mar
separarán jamás mi alma del alma de Annabel Lee”

“Vas por ahí sin prestar atención
y cae sobre ti una maldición.
En las piscinas privadas las chicas
desnudan sus cuerpos al sol”

“Dime dónde vas
Dime dónde vas
al caer el sol
por la puerta de atrás”

Tantas y tantas letras y sonidos y recuerdos y algún concierto, ya en mi etapa de Barcelona.
Estaba convencida de que tenía casi toda su discografía pero he comprobado que apenas tengo un par de CD’s y un vinilo, el de Veneno en la piel. Claro, el resto lo tenía en cintas (a ser posible TDK Chrome que son las mejores) que nos grabábamos unos a otros, cuando no había ESGAE ni ley Sinde y nadie se escandalizaba por ello, en un radiocasette de doble pletina, el colmo de la última tecnología. También tenia alguna cinta original que compraba por correo en el Discoplay, un mes desde que hacía el pedido por correo hasta que recibía el ansiado paquete por correo…














02 mayo 2011

El terrorismo oculto

Ahora que han matado a Bin Laden ¿es el mundo más seguro? No.

Los terrorismos y los terroristas son muchos y variados. Están en las cuevas recónditas de los desiertos y en los suntuosos despachos de de las ciudades. ¿Quién no recuerda lo que estaba haciendo el 11-S o el 11-M? ¿Alguien recuerda, ni tan si quiera, el mes y el año en que ocurrió lo de Ruanda? ¿Lo de Ruanda???? Si hombre, si, aquellas imágenes de unos negros matando a machetazos a otros negros…O acaso nos acordamos de los Duvalier y sus temibles Tontonmacut. Son tantos los ejemplos de este tipo de terrorismo sobre el que se pasa de puntillas porque pica pero no duele, porque ocurre en lugares tan lejanos que ni parece verdad que puedan existir, porque les ocurre a salvajes, casi animales y porque qué culpa tiene occidente? Cuando los teníamos colonizados no pasaban estas cosas!! Qué más da! Esto y muchas cosas más no son más que terribles imágenes que los telediarios tienen el mal gusto de poner a la hora de la comida o de la cena, que ya son ganas de fastidiar al personal, lo mejor es cambiar de canal y ver como fulanito y menganita se gritan hasta desgañitarse porque no se sabe quién, ha dicho que se lo montó con vete tú a saber cual.

Pero hay un terrorismo que ya no suele ser noticia; un terrorismo que no tiene un Bin Laden al que cazar, porque son muchísimos Bin Laden los que lo encabezan; un terrorismo contra el que no se invierte ni la millonésima parte de recursos económicos necesarios para acabar con él; un terrorismo del cual todos conocen la solución pero ninguno quiere aplicarla para no perder ni un céntimo de sus beneficios; un terrorismo que se ceba en los países del, despreciablemente llamado, tercer mundo; un terrorismo que cada día acecha a millones, cientos de millones de personas y acaba con la vida de miles, decenas de miles, día a día.

Un terrorismo que se gesta en los grandes centros financieros, que se firma con plumas de oro, que mantiene a dictadores feroces, que avergüenza a los gobiernos democráticos que no hacen nada por evitarlo. Qué más da! Ya llegará la Navidad para que nos acordemos de todas sus víctimas y soltemos unas moneditas con fuerza para que tintineen en el cuenco del mendigo…y a otra cosa.

Fuera de la polémica que generó esta foto de Kevin Carter, qué mejor alegoría del rico occidente….

Hoy millones de personas celebrarán la muerte de Bin Laden sin ser conscientes de que el mundo sigue siendo tan inseguro como antes.

14 abril 2011


He terminado de leer “El Evangelio según Jesucristo” de Saramago. Muy apropiado para los días que están por llegar. Una vez más volveremos a revivir la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Es como uno de esos capítulos de Mentes criminales que repiten hasta la saciedad en FDF, sabemos qué va a pasar, quién es la víctima, quién el asesino pero seguimos viéndolo una y otra vez. Con lo que le pasó a este pobre hombre que vivió hace tantísimos años ocurre lo mismo; año tras año reconstruimos la escena del crimen, hacemos un perfil psicológico del “sudest” (bonito palabro), paso a paso reproducimos las torturas, vejaciones y muerte de este Señor, pero la gente sigue emocionándose, alaban la cara de dolor de la imagen del Nazareno, “que parece que se le oye gritar”, le dicen Guapo!! Y se conmueven con los lagrimones que lleva la Virgen en el rostro, que si los vendiésemos al peso comería una familia durante una semana. Cómo gusta el morbo; mira tú que religión que venera la cruz, un instrumento de tortura, ¿os imagináis al gobernador de Texas con una silla eléctrica en miniatura colgada al cuello?

Y qué decir del asesino de Jesús, porque fue uno sólo, no los romanos, ni los judíos, fue uno sólo, ese Dios al que adoran los que adoran a Cristo como hijo de Dios. Tiene mala sombra este Ser que hace venir al mundo a su hijo sólo para sacrificarlo por puro egoísmo:

“Ya íbamos bastante avanzados, pero aún no hemos entrado en lo esencial, dijo Dios, y dirigiéndose a Jesús, Este es el Diablo, de quien hablábamos hace un momento. Jesús miró a uno, miró luego a otro y vio que, salvo las barbas de Dios, eran como gemelos. (…) Desde hace cuatro mil años, soy dios de los judíos (…) sigo siendo el dios de un pueblo pequeñísimo que vive en una parte diminuta del mundo (…) dime, tú hijo mío, si puedo vivir satisfecho teniendo esta, por así llamarla, vejatoria evidencia todos los días ante los ojos: Yo no he creado ningún mundo, no puedo valorarla, dijo Jesús, Es verdad, no puedes valorarla, pero si puedes ayudar, Ayudar a qué, A ampliar mi influencia para ser Dios de mucha más gente”

Se las trae el Padre….Pero me gusta la Semana Santa, happening excesivo y barroco, que riete del cine 3D de Cameron, esto si que es cine, no en 3D, si no en 4D, por que en la de Cameron faltan los olores y en esta película que montamos cada año nos deleitamos con la fragancia de las flores, el olor de la cera derretida y los efluvios a sobaquina de la concurrencia, todo mezclado puede perforar las vías nasales de cualquiera, pero ahí estamos, aguantando como buenos figurantes.

“Entonces comprendió Jesús que vino traído al engaño como se lleva al cordero al sacrificio, que su vida fue trazada desde el principio de los principios para morir así, y, trayéndole la memoria el río de sangre y sufrimiento que se su lado nacerá e inundará toda la tierra, clamó al cielo abierto donde Dios sonreía, Hombres, perdonadle, porque él no sabe lo que hizo. Luego se fue mueriendo en medio de un sueño”

Y después viene el Domingo de Resurrección, pero esto ya interesa poco, la gente no dice “Mira que cara de alegría tiene Jesús por haber resucitado, si parece que se ríe de verdad”, más parece que les de rabia por haber terminado la semana de la tortura y el dolor, y sin apenas hacer caso al Resucitado ya empiezan a prepararse para volver a matarlo el próximo año.

“Pasados unos días, Jesús se unió con los discípulos, y María de Magdala fue con él, Miraré tu sombra si no quieres que te mire a ti, le dijo, y él respondió, Quiero estar donde mi sombra esté, si es allí donde están tus ojos”

30 mayo 2010

La Pereza se despereza

Desde diciembre de 2007 sin escibir nada....Ya me vale...quizá es que pensaba que no tenía tiempo, que tenía cosas más importantes que hacer....quizá es que le he dado demasiada importancia a mi vida.



video

20 diciembre 2007

Cuento de Navidad

Siete meses han pasado desde la última vez que escribí algo y no ha sido por pereza...


¡Qué asco! Todo lleno de sangre. Por el espejo del armario resbalan pequeños trozos ensangrentados de lo que antes fue un cerebro. ¡Quién lo diría! Descienden lentamente como la baba cristalina de un bebe por la comisura de los labios. Sin prisa. Ya no hay prisa. Lenta es también la música que suena, sin conciencia del estado de las cosas ¡hermosas notas para morir!

Chup... Chup... Chup... Gotas de sangre espesa recorren el camino desde la herida hasta la punta de una guedeja de pelo, se desprenden y caen unas sobre otras. Podría ser hermoso, pero no lo es, la muerte casi nunca lo es. ¡Pero esa coreografía sanguínea...! Las brillantes gotas rojas adaptando su forma a cada parte del recorrido, en perfecta redondez o en sutil estiramiento, la caída desde la punta del pelo hasta el mar rojo de la alfombra, Esther Williams no podría superar un salto tan perfecto. Lástima el color oscuro del edredón, la sangre luce más reposando sobre tonos claros. Tampoco el rojo del traje ayuda mucho, pero sí los anchos ribetes blancos empapados del color de la sangre, color que se difumina al acercarse a los bajos hasta quedar en diminutos puntos rojos, enormes contra el inmaculado fondo blanco.

- La ventana de la habitación de matrimonio estará abierta. No tendrás ningún problema para entrar - le dijeron.

- Otra casa. Más dinero - pensó.

En una sola noche podía conseguir la cantidad necesaria. Ahora, sobre la cama, la cabeza reventada de un disparo; se acabó. Todo se acabó. Antes de llegar aquí había estado en tres casas, aun le quedaban varias más y el tiempo, el impaciente tiempo, le empujaba a correr.

Entra por la ventana, da un traspié, algo cae al suelo rompiéndose sonoramente; tantea la oscuridad ¡Maldita sea!, el equipo de música. Suenan las notas de Bach. De repente una luz cegadora, un giro rápido, no puede ver nada, pero sí oír. ¡BANG! El eco del disparo se impone en la habitación, luego el silencio de la música. Un pequeño grupo de personas se agolpan en la puerta.

- Pero... ¿Qué es esto? ¡Dios mío! - pregunta la esposa.

- Un ladrón. Le he disparado - contesta el marido.

- No, ¡por Dios! Es... es el de la agencia - grita la esposa.

- ¿Agencia? ¿Qué coño de agencia? - grita el marido.

Los invitados, sin atreverse a cruzar el umbral, empujan, se agachan, se estiran, no quieren perderse detalle. Murmuran, susurran: ¡Qué horror! ¡Qué espanto!

Qué cosas tiene la vida. Qué cosas tiene la muerte. Ellas lucen hermosos trajes de fiesta, ellos están impecables dentro de sus smokings. ¡Cuánta elegancia para un velatorio improvisado! Si pudiera verse, si pudiera verlo su madre. Pobre mamá, quién le comprará ahora la secadora. ¡Con la maldita humedad la ropa no se seca nunca!

- Era la sorpresa para los niños - solloza la esposa.

- Pues la sorpresa se la ha llevado él - comenta alguien, y alguien más no puede reprimir una risita ante la vil ocurrencia.

- Y ¿cómo iba a saberlo? En esta casa a mí nadie me cuenta nada - se lamenta el esposo.

- Si es que nunca me escuchas cuando te hablo. Sólo tienes oídos y tiempo para tus cosas...

Y la pareja discute sobre un tema sin importancia, mientras el chico de la agencia, con su traje de Papá Noel, deja correr su sangre sobre un lecho de lujo, igual que aquellos de las películas: “Dormir en una cama de esas debe ser la hostia”, decía.




03 julio 2007

Liberté, Égalite, Fraternité ¿Para Quién?

El gobierno francés, bajo sospecha por el genocidio de Ruanda
Varios ex ministros del gobierno francés han sidos llamados a declarar ante la sospecha de haber tenido conocimiento del genocidio perpetrado en Ruanda durante 1994

ELPAIS.com 03/07/2007

Los abogados de seis de los supervivientes del genocidio registrado en Ruanda entre tutsis y hutus en 1994 han solicitado que los ex ministros franceses de Asuntos Exteriores Hubert Vedrine y Alian Juppé y el de Defensa Pierre Joxe, sean interrogados. Los letrados insisten en que la juez militar que se encarga de la instrucción del caso debe investigar el papel diplomático jugado por Francia en la masacre. La sospecha radica en que París podría haber estado al tanto del genocidio que se preparaba en el país africano.
Las acusaciones se apoyan en una serie de documentos desclasificados de los archivos del Palacio del Elíseo que permanecían en la Fundación Mitterrand. Los abogados de los supervivientes han trasladado esos documentos al diario francés Le Monde, y en ellos se apunta que las autoridades francesas podrían haber tenido indicios desde años antes de que iba a producirse un genocidio en Ruanda.
En concreto, resulta clave la existencia de varias notas de diplomáticos y militares franceses en las que se da cuenta que el gobierno de Kigali armaba a las guerrillas hutus y de las acciones llevadas a cabo contra la población tutsi desde 1991.
Pese a las conclusiones de una investigación parlamentaria llevada a cabo poco después del genocidio y de la publicación de varios libros de investigación sobre los hechos, desde París siempre se ha negado esta versión y se ha defendido, del mismo modo, que sus soldados, bajo mandato de la ONU, fueron los únicos que permanecieron en Ruanda cuando el resto países del Consejo de Seguridad lo habían abandonado.


Sobran las palabras.
No hay palabras para describirlo.

02 julio 2007

Indiana Jones


Ahora parece ser que va de verdad. Ya se ha iniciado el rodaje de la cuarta entrega de Indiana Jones y su estreno está previsto para el verano del año próximo. Mucho nos han hecho esperar a quienes somos seguidores infatigables de este aventurero; aún no se ha dado a conocer el titulo ni el argumento, tan sólo que la película transcurre en los años 50. ¿Cómo lucirá Harrison Ford en esta entrega?; han pasado 18 años desde la última vez que se puso el sombrero de Indiana, en la foto no se le ve muy mal, pero los años pasan factura, claro que hoy en día, con los adelantos informáticos se pueden hacer milagros y podremos ver a un profesor Jones pletórico aunque es de suponer que no faltará alguna referencia chistosa a su “avanzada edad”. Sea como sea se impone una sesión intensiva de los episodios anteriores con un buen suministro de palomitas y a esperar al estreno de la cuarta.